En cumplimiento de Real Decreto Ley 13/2012 te informamos que en Eliteculturismo utilizamos cookies propias y de Google a los únicos fines de realizar una correcta prestación de nuestros servicios así como conocer las páginas y servicios de nuestro foro más utilizados por los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información pinchando en estos enlaces:

- Política de Privacidad
- Términos y reglas
- Política de Cookies

El post-ciclo y la recuperación del eje hipotálamo – hipofisiario – testicular (EHHT)

Todo a cerca de Esteroides y prohormonas. Información objetiva sobre fármacos... Prohibida la venta ilegal...
Responder
Avatar de Usuario

Autor del Tema
GuapiFit
Intermedio
Intermedio
Mensajes: 130
Registrado: 02 Abr 2017 20:21
Ubicación: Barna
Género:
España

El post-ciclo y la recuperación del eje hipotálamo – hipofisiario – testicular (EHHT)

Mensaje por GuapiFit » 11 Jun 2019 20:19

TPC: terapia post-ciclo
La terapia post-ciclo o de manera abreviada TPC, se refiere al uso de ciertos medicamentos para asistir en la descontinuación de los esteroides anabolizantes. Aunque los esteroides no son drogas adictivas en el sentido clásico, suprimen la producción hormonal endógena, al menos temporalmente. Este es un problema que debe ser atendido al final del uso del esteroide. Si los esteroides se descontinuaran abruptamente sin tratar la producción hormonal interna, el resultado pudiera ser un estado prolongado de hipogonadismo (niveles de andrógeno bajos) caracterizado por la pérdida sustancial de masa muscular, disminución del nivel de energía, depresión, función sexual/libido disminuidas. Los fisicoculturistas que consumen esteroides se refieren a esto como “el choque post-ciclo”. En esta sección examinaremos la relación de este choque con el control natural de la producción hormonal. También discutiremos ciertos medicamentos que son usados con frecuencia durante la ventana post-ciclo para estimular la producción natural de testosterona y corregir el desbalance hormonal.

El eje hipotálamo – hipofisiario – testicular EHHT:
En el cuerpo humano, el eje hipotálamo-hipofisiario-testicular (EHHT) controla la biosíntesis de testosterona. El EHHT es un sistema fuertemente regulado de chequeos y balances que trabaja para asegurar que el nivel correcto de testosterona se mantenga. Podemos verlo como un proceso regulador de tres niveles. En la parte superior está la región hipotalámica del cerebro, que libera la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH por sus siglas en inglés) cuando se necesita más testosterona. La GnRH envía una señal al segundo nivel del eje, la hipófisis, para producir hormona luteinizante (HL). La HL a su vez envía un mensaje a las células de Leydig en los testículos (nivel tres) para secretar testosterona. Por esta razón, la HL se conoce como el principal mensajero directo que controla la síntesis de testosterona. La testosterona y otros esteroides sexuales producidos como resultado de esta estimulación por la HL se contrarrestan. Proveen retroalimentación negativa a la disminución de la secreción de HL y testosterona evitando la sobreproducción. Los esteroides anabolizantes sintéticos también envían ese mensaje de retroalimentación negativa. El nivel sérico de testosterona es un reflejo de la estimulación positiva y negativa en la lucha por el control hormonal.

El eje hipotálamo-hipofisiario-testicular: el hipotálamo libera hormona liberadora de gonadotropina (GnRH), la cual estimula a la hipófisis para liberar hormona luteinizante (HL) y la hormona estimuladora de los folículos (FSH por sus siglas en inglés). Esta, (principalmente la HL) promueve la liberación de testosterona de los testículos. Los andrógenos, así como los estrógenos y los progestágenos, a su vez producen retroalimentación negativa inhibitoria en el hipotálamo y la hipófisis, disminuyendo la salida de gonadotropinas y testosterona cuando hay mucha hormona circulando.

Recuperación del hipotálamo – hipofisiario – testicular EHHT sin ayuda:
La supresión de la síntesis natural de la testosterona por el uso de esteroides es un fenómeno temporal. Incluso si no haces nada, la síntesis normal de andrógenos de tu organismo regresará de a poco en varios meses luego de que el ciclo termine. El problema es que el tiempo puede ser muy largo cuando te apoyas en la testosterona para muchas cosas, como el mantenimiento del tejido muscular. De hecho, mucha de la masa muscular alcanzada durante la administración de EAA se puede perder en las semanas o meses siguientes si los niveles de andrógenos no se chequean. La terapia post-ciclo se usa mucho por los fisicoculturistas y atletas para estimular el EHHT, de modo que los niveles de producción vuelvan a la normalidad lo más rápido posible. Para lograr esto eficazmente, necesitamos comprender que la recuperación del EHHT pareciera que se lograra sin asistencia. Solo entonces podremos identificar los niveles del EHHT que están más abiertos a la manipulación con medicación de soporte.

Faltan estudios sobre los aspectos post-cese del uso de esteroides anabolizantes, especialmente en consumidores que abusan de los EAA. En la mayoría de los casos nos referimos a estudios con un solo agente y por lo general en pacientes con reemplazo hormonal. Una de las visiones más detalladas de cómo se presenta un choque post-ciclo viene de una investigación con el enantato de testosterona.354 Involucró a un grupo de hombres a los que se le administraron inyecciones semanales (250 mg) por 21 semanas, una dosis que se admitió está por encima de lo normal para su uso como TRH. Varias hormonas se midieron cada semana durante el estudio y por más de 4 meses luego de la descontinuación de la medicación. Una revisión de los datos muestra que al comienzo del estudio, los niveles de HL fueron suprimidos en relación directa a la elevación de la testosterona (ver Imagen 1). Una vez que se retiró el esteroide hubo un retraso entre el retorno de la producción de HL hacia lo normal (que se comenzó a corregir hacia la tercera semana) y la testosterona (que tomó más de 10 semanas en observarse la corrección). Este estudio sugiere que una de las primeras cosas que ocurre posterior al cese del esteroide es que el cerebro reconoce que los niveles de testosterona están bajos de nuevo. Esto hará que la GnRH y la HL comiencen a corregirlos rápidamente. El retraso sustancial entre esto y el aumento de los niveles de testosterona se debe a la falta de respuesta de los testículos a la hormona luteinizante. Luego de meses de recibir una estimulación extremadamente débil, se pierde una cantidad sustancial de tejido (se han atrofiado). Este, es un efecto adverso bien documentado del uso de esteroides anabolizantes, incluso si la diferencia de tamaño no es visible en todos los casos. Cuando los niveles de HL comienzan a remontar, los testículos no son capaces de manejar esa sobrecarga inicial. Es cuestión de tiempo para que esto se corrija, sin embargo, puede tomar muchas semanas para que los testículos restauren lentamente su tejido original. Con una buena parte del período de recuperación post-ciclo en el que de hecho se logren niveles normales de HL (incluso elevados), debemos tratar la recuperación ampliamente si esperamos que sea eficaz.

Imagen

Imagen I. Las mediciones de HL y testosterona comienzan 1 semana luego de la última inyección de 250 mg de enantato de testosterona (las mediciones pretratamiento fueron 5 mU/ml y 4,5 ng/ml respectivamente). Nótese que entre las semanas 1 y 5, a medida que los niveles de testosterona disminuyen debido al cese de la administración de andrógeno exógeno, los niveles de HL comienzan a corregir. Desde la semana 5 a la 10, los niveles de testosterona permanecen cercanos a la línea de base aunque la HL esté en aumento hacia este punto. No hay una corrección notoria en la testosterona hasta después de la semana 10.

HCG en en el post-ciclo:
La gonadotropina coriónica humana (HCG) es una droga de fertilidad que mimetiza las acciones de la hormona luteinizante. Se usa comúnmente durante el período post-ciclo para tratar la atrofia testicular, que se sabe es uno de los obstáculos en la recuperación hormonal. La HCG se administra regularmente a dosis sustanciales por un período de 2 a 3 semanas. La atrofia testicular se produce por la falta de estimulación de la HL por lo que su recuperación es función del aumento de la HL. El objetivo de la HCG es maximizar la estimulación de los testículos para recuperar su volumen original más rápido a que si se le dejara esa tarea solo a la producción fisiológica de HL. Es importante que la HCG no se sobredosifique. La sensibilización testicular a esta hormona es un mecanismo delicadamente regulado. Cuando la HCG se administra por largos períodos o a dosis muy elevadas, el receptor de HL se desensibiliza. Esto puede interferir con la recuperación del eje hipotálamo-hipofisiario-testicular. Más adelante en esta sección se describe un programa que utiliza HCG. Para mayor información refiérase al perfil de la droga gonadotropina coriónica humana en este libro.

Anti-estrógenos en el post-ciclo:
Las drogas anti-estrogénicas Clomid (citrato de clomifeno) y Nolvadex (citrato de tamoxifeno) son de uso común durante el período post-ciclo. Estas drogas bloquean la inhibición negativa del estrógeno que ocurre principalmente en el hipotálamo. Esto puede fomentar la liberación elevada de GnRH y subsecuentemente la de HL y testosterona. Aunque los niveles de estrógenos no son particularmente elevados en los hombres, aún son un fuerte inhibidor de la liberación de la testosterona. Ya que se forman por la aromatización de la testosterona en tejidos periféricos, su rol en la regulación de la biosíntesis de andrógenos es directa. El propósito de usar anti-estrógenos es tanto desencadenar la corrección de los niveles de HL más rápidamente como aumentar la HL total. Puede ser necesario combatir la ginecomastia en algunas personas, la cual puede aparecer incluso con niveles bajos de estrógenos (es en parte función de los andrógenos balancear los estrógenos en las mamas).

Es importante notar que el uso de anti-estrógenos solos no es una estrategia eficaz para tratar la recuperación hormonal al final de un ciclo esteroideo. Esto se debe a que estas drogas solo fomentan la liberación elevada de hormona luteinizante. Se espera que la ventana post-ciclo se caracterice parcialmente por niveles de HL normales/altos. Así, aunque los anti-estrógenos pueden tener un efecto aditivo, no tratan de manera eficaz y directa el principal bloqueo para la recuperación hormonal luego del uso del esteroide, es decir, la atrofia testicular. Debido a esto, se aconseja poner en la mira directa a los testículos con HCG. Esto por lo general da inicio a un programa de TPC tradicional luego de un período de uso fuerte de EAA que utiliza tres medicamentos discutidos en esta sección. Hay algunas excepciones cuando un programa de TPC breve es más deseable, lo cual se discutirá más tarde.

Programa de post-ciclo tradicional:
El siguiente programa de TPC lo desarrolló el Dr. Michael Scally, una de las personas más conocidas y expertas en el campo de los esteroides anabolizantes y la medicina de reemplazo hormonal masculina. Scally ha sido, en particular, una presión fuerte para que la comunidad médica y el gobierno reconozcan el desbalance hormonal que sigue al uso de esteroides, algo que él llamó hipogonadismo inducido por esteroides anabolizantes (HIEA). Scally desarrolló el siguiente programa de TPC mientras trataba y tomaba muestras sanguíneas de cientos de pacientes. Una variante ligeramente modificada de este programa se describió en un informe clínico que involucró a 19 participantes masculinos sanos que tomaron dosis suprafisiológicas (altamente supresoras) de cipionato de testosterona y de Decanoato de Nandrolona por 12 semanas. El protocolo de normalización de HPGA de Scally se enfoca en el uso combinado de HCG, Nolvadex y Clomid y es quizás el programa más confiable y con mayor soporte clínico de terapia post-ciclo actualmente disponible.

Este programa de TPC comienza con una dosis sustancial de HCG (2000 UI interdiarias por 20 días). También se utilizan anti-estrógenos durante este período. Esto es muy importante ya que la HCG regula de manera positiva la actividad de la aromatasa testicular.358 Así, su uso minimiza los efectos adversos estrogénicos y disminuye la inhibición negativa de la liberación de testosterona. Los anti-estrógenos que se prescriben son el citrato de tamoxifeno (20 mg dos veces al día) y el citrato de clomifeno (50 mg dos veces al día). El Clomid se usa por períodos cortos en dosis decrecientes de las medicaciones del programa. Aunque en las dos primeras semanas los anti-estrógenos no son altamente eficaces, se muestran más críticos hacia la mitad y el final del programa. En la versión publicada del programa de Scally, (la cual está ligeramente modificado del descrito anteriormente), la función hormonal normal se restauró en todos los participantes en 45 días. Esto es un éxito, más favorable que la ventana de recuperación prolongada reportada en el estudio de 250 mg/semanales de enantato de testosterona.

Imagen

Protocolos: la gonadotropina coriónica humana (HCG) se administra a 2000 UI interdiarias por 20 días. El citrato de clomifeno se toma a 50 mg dos veces al día por 30 días. El citrato de tamoxifeno se toma a 20 mg dos veces al día por 45 días.

El tiempo de un programa de terapia post-ciclo es tan importante como su composición. Si se inicia muy tarde, los días valiosos de los niveles hormonales normales (y también de masa muscular) se pueden perder. Si se comienza el programa muy temprano, se pierde la ventana óptima de efectividad. El período de tiempo de 20 días en el que se usa HCG es el más crítico por lo que se programa la TPC en base a este medicamento. En particular, nos queremos asegurar de que la HCG está siendo administrada alrededor del tiempo en el que los esteroides exógenos están cayendo por debajo del umbral de la estimulación androgénica fisiológica. En el caso de la testosterona (la droga más fácil de explicar y comprender) sería mejor antes de que los niveles sanguíneos caigan por debajo del nivel normal (350 ng/dl). Debería haber una pequeña coincidencia con el período del ciclo, de modo que la HCG tenga tiempo para actuar antes de que los niveles de EAA disminuyan completamente. El tiempo exacto del programa de TPC lo determina la semivida de eliminación de las drogas usadas. Usaremos cipionato/enantato de testosterona como ejemplo. Sabemos que cada inyección tiene una semivida de eliminación de aproximadamente 8 días. Una dosis de 200 mg/semanales debería producir niveles sanguíneos de 2.000 a 4.000 ng/dl luego de varias semanas de uso. Tomaría entonces 3 semividas (24 días) para que los niveles de testosterona bajen a 250 a 300 ng/dl a esa dosis. De esta forma, el programa de TPC debería iniciar de pocos días a una semana luego de la última inyección de testosterona. El programa se pudiera retrasar a dosis altas. Por ejemplo, a 500 mg/semanales de ET/CT tomaría aproximadamente 4 semividas (32 días) para que el nivel de testosterona caiga por debajo del rango normal. En este caso, la TPC se podría iniciar dos semanas luego de la última inyección de testosterona. Con los ciclos orales (sin extensión de la semivida por una inyección de liberación prolongada), la TPC se inicia de 7 a 10 días antes de las últimas píldoras de esteroide.

Calculando el inicio del post ciclo:

Imagen

Programa de TPC post ciclo corto

En algunos casos, el paciente, culturista o atleta, puede escoger no usar un programa TPC tradicional. En su lugar, puede optar por un ciclo corto y simple de anti-estrógenos. El Clomid (citrato de clomifeno), es el agente preferido. El Clomid, se ha documentado en muchos estudios médicos que, aumenta los niveles de hormona luteinizante en hombres y también tiene un rol conocido en la fertilidad. Por tanto, los fisicoculturistas y atletas que consumen esteroides lo ven como una droga pivote de la TPC (aunque este título le corresponda correctamente a la HCG). Un programa de TPC de solo Clomid consta de 50-100 mg/día. De manera alterna, se puede combinar Clomid 50-100 mg/día con Nolvadex 20 mg/día. Los anti-estrógenos se inician solo después de la descontinuación de los esteroides anabolizantes/androgénicos (el momento ideal de inicio de los anti-estrógenos es cuando las concentraciones de EAA en sangre caen a sus niveles más bajos). Esto toma unos 30 a 45 días.

Existen dos circunstancias en las cuales un programa de terapia post-ciclo corto es deseable. La primera es la continuación a un ciclo de esteroides anabolizantes/androgénicos corto y aislado. Pudiera durar solo 4 a 6 semanas, incluso menos. Aunque la respuesta individual a este uso de esteroides puede variar, es posible que los testículos no hayan perdido un volumen significativo en ese corto período de tiempo. Así, aún pueden responder a la hormona luteinizante una vez que los niveles fisiológicos retornen. La segunda circunstancia sería si se ha utilizado HCG en dosis bajas durante el ciclo esteroideo (por lo general 250 a 500 UI, 2 a 3 veces por semana) para mantener el volumen testicular. Una vez más, si se ha evitado la atrofia significativa de antemano, la recuperación no debería ser lenta o difícil. En todos los otros casos, un programa de TPC tradicional es lo recomendado.



Avatar de Usuario

Segurata
Principiante
Principiante
Mensajes: 32
Registrado: 08 Ago 2018 00:11
Ubicación: Madrid
Género:
España

Re: El post-ciclo y la recuperación del eje hipotálamo – hipofisiario – testicular (EHHT)

Mensaje por Segurata » 17 Jun 2019 02:29

Chincheta? Me parece un artículo muy completo.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados