En cumplimiento de Real Decreto Ley 13/2012 te informamos que en Eliteculturismo utilizamos cookies propias y de Google a los únicos fines de realizar una correcta prestación de nuestros servicios así como conocer las páginas y servicios de nuestro foro más utilizados por los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información pinchando en estos enlaces:

- Política de Privacidad
- Términos y reglas
- Política de Cookies

Coreografía Culturismo Femenino

Artículos de nutrición, entrenamientos, suplementación, mitos, estudios, etc.
Avatar de Usuario

Autor del Tema
YoArnold83
Admin
Admin
Mensajes: 1133
Registrado: 03 Dic 2016 19:54
Ubicación: Málaga
Género:
España

Coreografía Culturismo Femenino

Mensaje por YoArnold83 » 06 Jun 2017 13:02

El objetivo primordial de las poses libres es mostrar el cuerpo. Una rutina de poses no se hace simplemente para entretener a la audiencia. Se hace para satisfacer los criterios de nueve personas que se encuentran sentadas justo enfrente de ti -los jueces- y, tanto si se trata de la preselección de la mañana o de las poses libres de por la tarde, los jueces siempre se fijan en la simetría, en la proporción, en la definición muscular y en la forma.

A la audiencia es posible que le agrade ver tu danza break; los fans querrán ver cómo muestras los bíceps mil veces, pero lo jueces no buscan eso. Lo que buscan es ver una rutina de culturismo que cuente con una buena coreografía, que esté bien hecha y que enseñe unas buenas técnicas de trabajo. Pero, ante todo, lo que muestra la rutina es el cuerpo.

En las poses libres, escondes los defectos y enseñas tus virtudes. Por ejemplo, Julietts Bergmann cuenta con una magnífica simetría y debido a ésto realiza muchas poses de frente. Tiene unos bíceps muy grandes, y en consecuencia realiza muchas poses de bíceps. Por el contrario, no tiene muchos cortes en las piernas y procura no realizar muchos ejercicios con ellas. Enseñas lo que has preparado, y lo que has mejorado. Marjo Selin tampoco incluía mucho las piernas en sus poses antes, pero en cambio este año, en Toronto, en el Campeonato Femenino para Profesionales, se subió al estrado y sorprendió a los jueces con sus poses de piernas.

Actualmente, y según mi experiencia, es muy difícil engañar a los jueces de Miss Olympia o a los jueces de los Nacionales. Tienen tantos conocimientos y unos criterios tan claros para evaluar el talento que sólo con ver la fila saben elegir a las seis mejores e incluso en el mismo orden que conseguirán al final.

Por ejemplo, si tus piernas son muy débiles, y después en la rutina de poses, tratas de superarlo evitando incluir demasiados ejercicios de piernas, ellos se darán cuenta. Ellos saben perfectamente que tus piernas son débiles, peno quieren saber qué eres capaz de hacer. Incluso, aunque trates de resaltar tus puntos fuertes y esconder los más débiles, puedes preparar una rutina de poses bastante dinámica.

Mohamed Makkaway es un ejemplo perfecto. No tiene tendones en la corva,! no tiene trapecios y en la preselección se queda ligeramente descolgado cuando juzgan esas partes concretas. En cambio, cuando presenta su rutina de poses libres consigue tales posturas que hace que esos fallos se olviden por completo. Eso es arte de verdad.

CÓMO SE PUNTÚAN LAS POSES

Los puntos en la rutina de poses se obtienen por el conjunto. Tienes que tener dominio y control de ti misma. No puedes permitirte saltar y correr para caerte finalmente. Es necesario que practiques la rutina el número de veces suficiente como para que llegue a formar parte de ti.

Tienes que mostrarte segura y demostrar que te sientes satisfecha de ti. (No es necesario que estés sonriendo todo el rato. Carla Dunlap se siente muy a gusto en el estrado y en cambio su rutina es muy seria y muy emocional). Lo que tienes que hacer es encontrar formas muy exclusivas para presentar tu físico.

En la preselección, todo se reduce a lo más básico y por tanto lo que ven los jueces es el cuerpo. El procedimiento está diseñado para eliminar todas las cosas superfluas que puedan confundir en el momento de emitir un juicio. Ésa es la razón por la que los culturistas hacen siempre las mismas poses en la preselección; por ejemplo, todos tienen que mantener un pie retrasado, con un brazo detrás del cuerpo. También por esa razón tenemos que llevar ropa de colores sólidos, y no podemos llevar ninguna joya ni adornos.

Así se consigue juzgar el cuerpo según unos criterios fijos.

En la rutina de poses es cuando se tiene la oportunidad de llamar la atención de los jueces. Como ya he dicho anteriormente, los jueces se fijan ante todo en el físico. La mujer que efectúe las mejores poses no conseguirá el título de Miss Olympia si su cuerpo no se ajusta a las exigencias. Pero, después, buscan estilo y carisma en el estrado.

Yo lo llamo "músculos en acción"; te conviertes en algo parecido a una escultura en constante movimiento, realizando la pose y moviéndote nuevamente. Muestras a los jueces los mismos músculos que en la preselección.

pero esta vez les enseñas cómo se transforman y cómo se mueven.

También llamas su atención mediante la coreografía. Piensa en tu cuerpo como si se tratase de una muñeca de goma. Puedes enseñar tu espalda por medio de los movimientos tradicionales de biceps y de espalda, o bien puedes girar una pierna, la cintura, arrodillarte, o levantar un brazo. Hagas lo que hagas, seguirás enseñando tu espalda y tus hombros, pero lo harás de una forma más estética, más creativa, de una forma que obligará a los jueces a exclamar: "¡Oh!".

Hay muchas formas de enseñar los biceps de frente, y cientos de formas para mostrar las piernas, sin tener que estar de pie necesariamente; puedes sentarte o tumbarte. Yo solía hacer una pose de piernas en la cual me tumbaba de costado y extendía las piernas. Con estos trucos se consigue el mismo efecto que si estuviese de pie, pero al mismo tiempo consigues un toque de creatividad. Demuestras que has trabajado dos veces más que las demás que se limitan a realizar las poses tradicionales.

Sea cual sea la forma en que realices las poses, lo importante es mostrar siempre los músculos. Todas las poses tienen que perseguir este fin. Cada movimiento que realices debe de tener una razón y no limitarse a ser una transición entre una pose y otra. Los movimientos robóticos que utilicé en el Miss Olympia del pasado año, eran muy diferentes, pero se limitaban a lo mismo. Sirven igualmente para las piernas que para los muslos. Con cada movimiento lo que haces es enseñar todo tu cuerpo.

DIFERENCIAS ENTRE LOS CAMPEONATOS AMATEUR Y PROFESIONALES

La diferencia principal es el tiempo. En las rutinas amateur se cuenta con 60-90 segundos, según el estado y el promotor, y no es suficiente. No tienes tiempo para incluir una introducción musical larga que te permita llegar al estrado. Empiezan a contar desde el momento en que empieza la música. Por tanto, lo más importante es realizar las poses y demostrar a los jueces lo que tienes. Puedes mantener cada pose durante dos o tres segundos, el tiempo suficiente para que los jueces te vean y se formen una idea.

Puedes girar la cintura, puedes tumbarte en el suelo, puedes mover los brazos. Estos campeones saben cómo hacer suya una pose tradicional. En las fotos vemos (de izquierda a derecha) a Marjo Selin, Carla Dunlonp, Bev Francis, Moha-med Makkawy, Rachel McLish, Juliette Bergmann y a Diana Den-nis, realizando los movimientos que les han hecho famosos. Algunos son básicos, como los ejercicios para biceps de Carla. Otros crean ilusiones, como los de Bev.

Para conducción antes de subir al estrado; puedes hacer press de mano, que puede llevarte hasta 15-20 segundos; puedes realizar hasta 50 movimientos con música de rock & roll. En otras palabras, puedes tomarte tiempo y hacer que la rutina sea más creativa y artística. Eso es lo que se espera de las profesionales. Normalmente se televisan y una rutina que esté bien preparada y que sea entretenida gozará de un gran impacto. En cualquier casao, tu rutina como profesional no deberá durar más de tres o cuatro minutos porque desearás mantener la atención de los jueces y del público. Si utilizas más tiempo y tus poses no son buenas, o son aburridas, es posible que la audiencia te abuchee.

LA ELECCIÓN DE LA MÚSICA

Debes elegir una pieza de música para tus poses porque te ayudará a moverte. No importa si es de Neil Diamond o de Prince. Al elegirla deberás comprobar ante todo que te ayuda a moverte y no limitarte a pensar en el efecto que causará en los jueces y en el público. Si te sientes integrada con la música, ésto se apreciará en tu rutina y ayudará a que el público se vuelque.

Son muchos los culturistas que no utilizan bien la música. Cuentan quizás con una pieza extraordinaria pero no saben llevar bien el ritmo. Posiblemente porque gastan demasiado tiempo en desarrollar sus cuerpos y no el suficiente en sus presentaciones.

También es muy importante elegir una música que no se haya hecho demasiado popular en los shows del culturismo. Por muy buena que sea la música, si los jueces la han escuchado ya 19.000 veces, es recomendable elegir otra. Los jueces se pasan todo el día sentados durante la mayor parte de los fines de semana del año. Si tenemos esto en cuenta, cualquier rutina que esté acompañada de una música demasiado familiar será aburrida por muy buena que sea la atleta.

El tipo de música que elija dependerá de su capacidad atlética y de su personalidada. Si no eres muy ágil y bien coordinada, la méucia de rock rápido no surtirá el efecto deseado porque tendrás dificultades a la hora de moverte con rapidez. En ese caso, es más recomendable utilizar música lenta porque permitirá que el movimiento salga mejor y más coordinado. Para el rock es necesario contar con una cierta personalidad y un cierto talento.

Si eliges música lenta y dramática, deberás procurar que tus movimientos tengan ese mismo dramatismo. Eres una persona sola en el estrado y habrá cientos, o mejor miles, de personas observándote. Por tanto, debes exagerar los movimientos o de otra forma parecerá que no sabes lo que haces.

Si vas a girar la cabeza, por ejemplo, no te limites a girarla, vuélvela de tal forma que la gente situada al final del auditorio pueda verte. En eso consiste saber estar en un estrado, en exagerar lo que e%tás haciendo. A lo mejor te sientes incómoda al hacerlo, a mí también me pasa. Pero resulta bien y tienes que procurar superarlo.

Me gusta la música más rápida y más efervescente. La música lenta también puede funcionar bien, si la mayor parte del show se realiza con música rápida y de repente continúas con una pieza lenta; el mismo efecto se consigue si se utiliza música lenta y luego se cambia el ritmo al salir al estrado.
Por ejemplo, en el Miss Olympia del año pasado, las tres personas que actuaron antes que yo utilizaron música muy lenta, rutinas tipo ballet. Sin embargo, al subir yo, mi música iba a 10.000 km por hora; resultó refrescante porque representaba un cambio.

Si se tiene tiempo para mezclar la música, es una ventaja en el show profesional; si se utiliza una pieza lenta y una rápida, se puede actuar con más gacia y con movimientos llenos de energía durante la pose. De todas formas, no recomiendo que se incluyan más de dos o tres cambios en cada rutina, ya que de lo contrario, los jueces y el público tendrán dificultades para integrarse.

Hay que dejar que la música suene el tiempo suficiente para que se acostumbren a ella. En el último Miss Olympia elegí el tema "Can you feel it", y después un fragmento de "Zorba el Griego". Cuando Zorba empezó a sonar, la gente empezó a seguir inmediatamente el ritmo. Se hicieron rápidamente con la máica porque es muy familiar, pero no tan familiar como para utilizarla normalmente en los shows de culturismo.

DESARROLLE SU PROPIO ESTILO

Las poses ayudan a que la personalidad de cada uno se manifieste en el estrado. Cada campeón de culturismo tiene su propio estilo. Diana Dennis es muy sensual, pero tiene la habilidad de saber realizar también una rutina divertida o incluir ballet. Carla Dunlap y Mar-jo Selin son también famosas por sus sensuales rutinas en las poses. Yo tiendo a realizar una rutina más atléti-ca. Utilizando un vocablo de mi época de decoradora, mis poses son más eclécticas. Incluyo movimientos graciosos, robóticos y atléticos. Después voy hacia el fondo del estrado y realizo movimientos semejantes a los de las animadoras de los partidos de rugby, para seguir con poses estrictas. Como es lóico, todo ello depende de la música que haya elegido.

Si intentas copiar el estilo de otros, se aprecia enseguida. Todo el mundo puede imitar las poses de Bob Paris -sus poses largas y simétricas-, pero si se hace, los jueces pensarán inmediatamente en Bob Paris, y verán al que está actuando como un seguidor, no como un líder.

Lo que sí se puede hacer es adoptar movimientos de otro culturista, ya que gracias al cuerpo de cada uno y a los cambios que se incluyan, ese movimiento puede convertirse en un estilo propio. Yo solía inspirarme en Samir Bannou; utilizaba algunas de sus poses pero adaptándolas y poniendo en ellas algo de mi propia personalidad, de forma que al final no se parecían en nada a las de Samir; eran las de Cory.

Otro elemento que aparece especialmente en las rutinas femeninas, es la sensualidad. Sabéis a que me refiero: levantar la cadera, mover la pelvis, sacar un poquito la lengua, fruncir ligeramente los labios. No obstante, prefiero pensar que ésto ha sido superado (y no debe confundirse con las poses sensuales a las que me refería antes).

Rachel McLish realizaba unas poses muy sexys, pero eran reales ya que su sexualidad era algo natural en ella. Algunas mujeres tratan de ser muy incitantes, pero actualmente se está optando la elegancia y el atletismo.

Carla, Diana y yo, entre otras, hemos dado un paso adelante en el culturismo, haciendo que sea más atlético. Se puede comparar con lo que ha sucedido en la gimnasia femenina. Cuando Olga Korbut saltó a la fama, la imagen que proyectaba era "¿Verdad que soy encantadora?". Diez años más tare; cuando surgió Mary Lou Retton, s. imagen nos decía: "¿Verdad que se dura?". En efecto, lo era, y ganó.

La sexualidad puede ser forzada. En cambio, si te pareces a Rachel McLish, surgirá naturalmente.

Me encanta cuando los hombres se acercan a mí en el gimnasio de California y me piden que les ayude con sus poses. Me encanta porque en ese momento me ven como una compañera que puede saber algo más que ellos, no como una mujer. Me siento orgullosa de ello porque así me doy cuenta de que me respetan por lo que hago.

CONSEJOS FINALES

Procura no estar nerviosa en el estrado. Sé que resulta más fácil decirlo. Yo también me pongo nerviosa y tiemblo, como todo el mundo. Tienes que ser fuerte e intentar relajarte. En el último Miss Olympia, tuve la suerte de que algunas personas situadas al pie del estrado pudieron darse cuenta de lo nerviosa que estaba. Empezaron a hablarme de cosas intrascendentes, de cualquier cosa, a fin de que me olvidase de la presentación.

Otra idea buena es realizar algunos estiramientos antes de subir al escenario. Esto es lo que yo hago por que necesito estar flexible y así evito los posibles calambres o tirones.

Cuando estés en el escenario, trata de recordar estas 4 "C": Control, Coreografía , Clase y Carisma. Cuando ( terminé mi rutina en el Miss Olympia, ! muchos de los participantes me felicitaron, diciéndome que con mis poses el culturismo había dado un gran paso adelante porque dejo que mi cuerpo se exprese por medio del movimiento.

Estoy segura de que tu pose no puede hacerte ningún daño, a menos que te caigas o pierdas el equilibrio. Créeme, si tus poses tienen gracia y son buenas, te servirán de gran ayuda.

Los campeones se diferencian por su creatividad y su originalidad.



Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado